16 de noviembre de 2015

El Ciego, el Ave y la Jaula | Diequ Alri (Valdivia, Chile)

Ilustrado por Diewulf

–¿Por qué hoy no cantas Jacintito? ¿Es acaso que te comieron tu lengüita los ratones por la noche? Te noto más flaco Jacintito, se nota que no te estás alimentando bien. ¿Por qué me ignoras Jacintito, no ves acaso que disfruto a diario tu compañía? No me hagas esto Jacintito, sabes que eres lo único cuanto tengo en esta vida. ¡Jacintito por Dios estás en los huesos! ¿Jacintito?... Ciego de mierda te moriste y me dejaste encerrada en esta jaula, condenándome a compartir tu mismo destino.